El Concepto de Raza

foto-raza

 

     

 El artículo que veréis más abajo en un link denominado NIHAO y que podréis leer en PDF, fue escrito y publicado en la revista NIHAO en septiembre del 2004. Casi diez años y, lamentablemente, sigue vigente. És una articulo muy especial para mi porque poco tiempo después de publicarse se pusieron en contacto conmigo desde la “Consejería de salud y bienestar social de la Junta de Andalucía” para pedirme permiso para poder utilizarlo como herramienta de trabajo en las sesiones con el futuros padres adoptivos (desconozco si todavía lo usan). Es de esas cosas que uno se guarda para si mismo (excepto con los de casa, evidentemente) y que nos llenan de orgullo y satisfacción, como diría el real amigo de los elefantes.

     A pesar de que unos años más tarde, al escribir “Un tren en la Toscana” (Setzevents editorial) aproveché para dar una pincelada al tema que trato en el articulo, hace un tiempo, escuchando unos comentarios bastante ineruditos de presuntos sabios tertulianos (sueño un futuro sin tertulias en radio y televisión), pensé que sería bueno recuperarlo; y es que, a pesar que vivimos en la era de las redes sociales y la gente vive conectada al mundo y su realidad (o quizás irrealidad) como no habríamos ni imaginado aún no hace diez años, no deja de sorprender cómo algunos se llenan la boca hablando de globalización y modernidad pero en algunos conceptos siguen en el siglo XIX.

            En Europa vivimos tiempos de retorno al fantasma de la xenofobia, la intolerancia y el racismo (aunque en realidad, tal vez nunca se marcharon), y nunca está de más recordar de vez en cuando que la responsabilidad en la lucha de estas lacras es de todos: empezando por los médicos y sus obsesiones en clasificarnos en razas para tener respuestas a presuntos estudios científicos  y siguiendo por la prensa, que olvida a menudo sus propios libros de estilo y lo que aprendieron en la facultad.

PINCHAR EN EL ENLACE DENOMINADO NIHAO PARA ABRIR EL ARTICULO EN PDF.  PÁGINAS 22-24:     NIHAO

 

© 2014 Josep de la Casa

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *