Storytelling y Liderazgo

 

No es que el Storytelling esté de moda (que también), simplemente es un retorno a nuestros orígenes. Tal vez los norteamericanos le han dado un nombre desde los años 90, pero no lo han inventado ellos y, por lo tanto, de entrada no lo juzguéis mal si sois de los que os ponéis en guardia por todo lo que llega desde el otro lado del Atlántico, antes debemos aprender a aplicarlo correctamente. Como las hierbas que son la base de la farmacología desde hace miles de años, hay que saber darles el uso adecuado. Que estemos en la era del todo natural, no implica que todas sean inocuas o adecuadas, muchas hierbas medicinales se venden sin declaración de eficacia o de efectos terapéuticos, y no tienen indicaciones específicas.

Las historias y las leyendas tienen un poder muy singular: reuen a las personas, las inspiran y las transforman. La narración de historias es la base de toda sociedad humana y el descubriendo del fuego hace 400.000 años lo cambió todo para siempre. Cambió la alimentación, la forma de protegerse del frío, cambió la forma de comunicarse, cambió la demografía y permitió alargar el día porqué los humanos no tenemos los ojos preparados para ver de noche. A partir del momento que se dominó el fuego, se pudieron ampliar las horas de luz sin límite, de forma que se pudo continuar fabricando herramientas o cepillando pieles. Y sobretodo pudieron dedicar más horas a hablar entre los miembros del grupo, estimular la enseñanza y el aprendizaje. Hace 400.000 años nace el Storytelling.

Las historias que creamos y contamos influencian las historias de otras personas y esas historias promueven la creación de más historias. La narración de historias en el entorno laboral no solo permite crear un vinculo dentro de los equipos, sino que también lo crea entre los equipos.

Un entorno de trabajo negativo no surge de manera espontánea. Casi sin excepción, el origen de este fallo potencialmente letal se puede encontrar en las deficiencias de la dirección y, con mucha frecuencia, en el abusivo mal uso del poder por parte del gerente o director. Nada desencantará y alienará con más rapidez a los trabajadores que un director que disfruta recurriendo al palo, en lugar de a la zanahoria.

Los ambientes de trabajo que son sanos y productivos no son el resultado de una suerte espontánea. Establecer y mantener un entorno así exige una serie compleja de activos y actividades que tienen poco que ver con la suerte. Entre los numerosos ingredientes requeridos para el éxito, el más importante, con mucho, es un liderazgo de calidad.

El auténtico liderazgo no es simplemente una cuestión de credenciales académicas. Lo que distingue al auténtico líder, al hombre y la mujer que marca una diferencia tangible en el trabajo, de un mero administrador de una serie única de perspectivas y valores.

La gente no quiere más información. Lo que quieren es creer, creer en ti, en tus objetivos, en tu éxito (o fracaso) y en las historias que les cuentas. Los hechos hablan, las historias venden.

Enciende la hoguera, llama a tu equipo y cautívalo contando tu historia. O llámame a mi y te contaré como prender la llama y cautivar y seducir a tu equipo.

 

Josep de la Casa

Formador- Consultor en Storytelling para liderazgo

formador@josepdelacasa.com

www.josepdelacasa.com

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *